Loading... Please wait...

Spanish

APOSTOLADO DEL CRUCIFIJO DE LA SANTA MISA - 

El Apostolado del Crucifijo de la Santa Misa se dedica a la muy necesitada reafirmación de la presencia del Cuerpo, la sangre, el Alma y la Divinidad de Jesucristo en el sacrificio de la Santa Misa y en todos los Tabernáculos a través del mundo Católico. El sacrificio de Cristo en el Calvario es verdaderamente un sacrificio único para todos los tiempos, pero también está presente en todo tiempo y lugar. Negar esta realidad es negar la Divinidad de Jesucristo (Ver el Libro #2, Trial Series on the Mass 
Aqui. 

Un Apostolado de la Iglesia es "Un trabajo de la Iglesia". Roger LeBlanc y su Apostolado del Crucifijo de la Santa Misa recibió una Bendición Apostólica del Papa Benedicto XVI como se mencionó anteriormente. Este Apostolado, trabajo de la Iglesia, incluye los Crucifijos de la Santa Misa específicamente como elementos del Apostolado. La Bendición Apostólica del Santo Padre es impartida a estos Crucifijos cuando son Bendecidos por un Sacerdote o un Diácono. Así mismo, las indulgencias Papales de la Medalla de San Benito son otorgadas cuando el Crucifijo es bendecido. Además de la Bendición Apostólica exclusiva para estos crucifijos, cada crucifijo de la Santa Misa tiene la Medalla de San Benito en su espaldar. Esto significa que la Bendición del Papa dada al Crucifijo de la Santa Misa y las Indulgencias Papales dadas a la Medalla de San Benito son impartidas a todos los Crucifijos de la santa Misa , cuando son bendecidos.

Lo que muchos no saben es que las Indulgencias Papales otorgadas a la Medalla de San Benito son impartidas solo en la cruz que está en la medalla, y no en el crucifijo como tal. Por ejemplo, si la Medalla de San Benito es sacada del Crucifijo, las indulgencias dadas por la medalla de San Benito permanecen con esta y no con el Crucifijo. Por tanto, la medalla de San Benito tiene las mismas indulgencias que el Crucifijo de San Benito. En el caso del Crucifijo de la Santa Misa, la Bendición Apostólica es dada al crucifijo, que es el elemento de este Apostolado.

Como "Trabajo de Iglesia" quienes difundan el mensaje del Apostolado del Crucifijo de la Santa Misa recibirán las Bendiciones Apostólicas también. Hay muchas formas de hacer este trabajo; con una simple oración por este Apostolado o proveyendo estos crucifijos para los bautismos, bodas y otras ocasiones. La Bendición Apostólica también es impartida a quienes recen o mediten en la Santa Misa con estos Crucifijos. (Estos crucifijos y todos los sacramentales, deben ser bendecidos después de ser comprados. No se puede vender artículos bendecidos).

Como Apostolado, toda persona autorizada para hacer disponible estos crucifijos recibe la Bendición Apostólica, ya que su trabajo y sus instalaciones ayudan a florecer al Apostolado.

El Señor prometió que El estaría con nosotros hasta el final de los tiempos y mantiene su promesa permaneciendo con nosotros en el Santísimo Sacramento del Altar. Solo una persona Divina puede asegurar estar presente en todo tiempo y lugar, en el pasado, en el presente y en el futuro. Jesús dijo "Antes de Abraham vine para ser YO SOY" y "Yo estaré contigo hasta el final de los tiempos". Siendo la misma palabra de Dios debemos creer en su palabra. Como tal, cada instante de su vida terrenal esta presente en todo tiempo y lugar. Por esta razón su Sacrificio en el Calvario, un sacrificio único para todos los tiempos, es un sacrificio presente en todo tiempo y lugar. Jesús está literalmente con nosotros hasta el final del tiempo en el Santísimo Sacramento del Altar.

Por tanto, es mas apropiado tener una representación de la Santa Eucaristía misma con el cuerpo de Cristo sobre la cruz como tema central del Crucifijo; esto es debido a que la Eucaristía es la misma realidad del Calvario. Cuando ves la representación de la Eucaristía sobre el Crucifijo de la Santa Misa, puedes ver el cuerpo de Cristo directamente al frente de ella sobre la cruz.

Esto reafirma su Presencia Real en la Misa como lo ha enseñado la Iglesia. Ver la Santa Eucaristía literalmente es ver y estar presente en el calvario. Ver y estar presente en el calvario es estar presente en la Santa Misa; estos son inseparables. El calvario no es un acontecimiento que vino y se fue hace 2,000 anos.

Es mas apropiado representar la Santa Eucaristía en el corazón de un crucifijo que la medalla de un Santo. El crucifijo de la Santa Misa representa la Eucaristía como fuente de toda Gracia, razón por la cual todos los devocionales añadidos a estos Crucifijos están abajo de la representación de la Eucaristía o en la parte de atrás del crucifijo.

Oración por el Apostolado

Padre Celestial, la Sangre de Jesús es tu amor derramado sobre nosotros. Ahuyenta cualquier indiferencia que haya en nuestros corazones hacia ese gran regalo, transforma cualquier duda en confianza y no permitas que el pecado nos ciegue de ver a Tu Hijo en el Santísimo Sacramento del Altar. Señor Jesús, tu dijiste " Benditos son aquellos que creen sin haber visto", te pedimos que aumentes nuestra fe para que podamos ver.

Espíritu Santo, otorga a tu Iglesia vocaciones Sacerdotales y que todos los sacerdotes sean santos. Dales la gracia de vivir toda su vida como testigos de la Presencia Real de Jesucristo en el Santo Sacrificio de la Misa.

Aumenta la devoción en los laicos por la Santa Misa y la Adoración Eucarística y que guarden los preceptos de la Iglesia, especialmente la obligación de asistir a la Santa Misa semanalmente.

Jesús, Nuestro Señor Eucarístico, sana a los corazones rotos, a los marginados y a todos aquellos que no son amados. Déjales saber que Tu los amas y que estás esperando por ellos en la Misa y en Adoración. Dales la gracia de saber que podemos ir a Ti con nuestros dolores y sufrimientos en la mano, independientemente de lo que sean, y presentártelos allí en el lugar donde tu dijiste que te encontrarías. Dijiste: "Tomen su cruz y síganme". A dónde fuiste? Fuiste al calvario y nosotros te encontramos allí. Tenemos un encuentro contigo para presentarte nuestras cruces. No deseaste estar solo en Getsemaní y nosotros no deseamos estar solos con nuestros sufrimientos; toma nuestras cruces y por tu poder trascendental funde nuestros sufrimientos a los Tuyos para que sean un solo sufrimiento ofrecido al Padre. San Pablo dijo "En mi propia carne yo sufro lo que falta en la Pasión de Cristo, por el bien de Su Cuerpo, la Iglesia". 

En la Santa Misa te encontramos en el Calvario; porque de tal manera es como te haces sustancialmente accesible a nosotros para unirte a nosotros y hacer de este barro un tesoro. Este es el misterio de co-redención del que San Pablo habló. Tu buscas entrar en los sufrimientos del hombre para liberarlo de sus cargas y darle significado. Esto es donde dos amantes se miran entre si; Tu, Señor y nosotros que deseamos estar contigo.

Señor envía a tus Ángeles para que lleven la gracia abundante que brota de tu Presencia Eucarística a aquellos que no pueden estar contigo en la Misa. Si ellos no pueden estar contigo por estar enfermos, dales la gracia de ver que Tu deseas entrar en su dolor por medio de la Comunión Espiritual y Eucarística para que el Calvario, siempre presente, les de los medios para unir su sufrimiento a Tu único sacrificio presente en todo tiempo.

Con el Ángel de Fátima, quien dejó el Cáliz y la Hostia suspendida en el aire, nos postramos en espíritu ante ti y te decimos: "Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, te adoramos profundamente, y te ofrecemos el Cuerpo precioso, la Sangre, el Alma y la Divinidad de Jesucristo, presente en todos los tabernáculos del mundo en reparación por nuestros atropellos, sacrilegios e indiferencia por lo que ofende a Jesús. Por los meritos infinitos de su Sagrado Corazón y a través del Inmaculado corazón de María, te ruego por la conversión de los pobres pecadores.

Nota: No hay una forma prescrita para transportar, llevar o colocar el Crucifijo de la Santa Misa; ya sea en Rosarios, como collares, ubicados verticalmente sobre una superficie o sobre la pared. Se pueden guardar en el bolsillo, un bolso o llevarlos en el carro. Se pueden guardar en cualquier lugar: en el hogar, en edificios o en un lugar de negocios.

Por favor considere ofrecer sacrificios por este Apostolado. Si deseas proporcionar un testimonio de las gracias recibidas a través del Crucifijo de la Santa Misa por favor presione aquí.

Dios te Bendiga,
Roger LeBlanc

Please consider offering up any sacrifices you may endure in life for the purpose of this Apostolate.



 

Recent Updates

Newsletter